Banner blog MDMQSF

Hoy, y de cara a Semana santa, me atrevo a escribir sobre la mantilla negra y su uso. Siempre, desde el máximo respeto y admiración por este atuendo.

Existe un código estético para lucirla y por estas fechas siempre es acertado recordarlo ¿no creéis? .

En primer lugar debemos saber que la mantilla se lleva como señal de luto por la pasión y muerte de Jesucristo. Lucirla significará conservar la compostura en todo momento. (Los selfies delante de la Catedral poniendo morritos con las Rayban, o irte de tapas con los amigos es algo que se puede hacer pero que no se debe).

¿Se usa exclusivamente para fiestas religiosas? La mantilla negra si. (Aunque últimamente colegios y guarderías fomentan el atuendo como un “disfraz” sin explicar o hacer entender a los niños el verdadero significado de ésta).

¿La mantilla debe ser larga o corta ? Se debe posicionar a la altura de las manos y, por detrás, no debe sobrepasar nunca el largo del vestido.

Algunos de mis recuerdos personales, Jueves Santo en Sevilla, rodeada de amigas y todas vestidas de mantilla.

¿Hay otra fecha en el calendario donde pueda vestirse? No. Se reserva su uso al Jueves y Viernes Santo y debe lucirse por mujeres que sean mayores de edad.
Es tradición que el Jueves Santo la mantilla se coloque dejando descubiertos la cara y el cabello, mientras que el Viernes Santo (tras la muerte de Cristo) la mantilla debe cubrir la frente unos 2 centímetros.

Para las distintas edades de la mujer cabe destacar que existen mantillas más “juveniles” como puede ser el chantilly, o el tul, y más maduras como el encaje de blonda.

¿Cómo debe ser el vestido? Siempre negro. Los tejidos tradicionales son el terciopelo, seda, muaré o crepé. Con la manga francesa o larga. El largo de la falda deberá llegar a la rodilla. Nada de escotes pronunciados (ni delante ni detrás). ¡Y cuidado con los encajes, puntas o lazos, su uso debe moderarse! (por no decir restringirse).

¿Cómo debo ir peinada? Con un recogido bajo. La peina debe tener una base. Hay quien usa dos: una más pequeña que se esconde en el moño y donde se crea la base de la peina más grande donde se colocará la mantilla. La forma de la peina es importante: Ésta debe estar de acuerdo con la forma de la cara: si es alargada, mejor la peineta baja. Con una cara redonda la peineta será alta para que estilice.

¿El maquillaje está permitido? Por supuesto, ¡el truco es que cuanto menos se note que vas maquillada mejor!.

Joyas: Los pendientes deben ser de plata u oro blanco, compañeros al broche que sujeta la mantilla sobre el moño. Las perlas están permitidas, (aunque personalmente no son mi joya favorita para este atuendo).

Calzado: Preferiblemente será de salón y con tacón. Especial cuidado con las medias, éstas tendrán que ser finas y algo tupidas, siempre lisas, y por supuesto negras.

¿El bolso? Podéis elegir una cartera de mano, de tamaño pequeño y color negro o carey.

¡Ah! Y nada de flores, eso lo dejamos para unas semanas más tarde

Cómo llevar mantilla y no morir en el intento. La mantilla el Jueves y Viernes Santo. Uso y costumbres. Foto: Archivo ABC
Cómo llevar mantilla y no morir en el intento. La mantilla el Jueves y Viernes Santo. Uso y costumbres. Foto: Archivo ABC