Banner blog MDMQSF

Tras su colección del año pasado, «Volver» nos dejó división de opiniones, ilusiones en el aire y por qué no decirlo, algo de desencanto. Aquello pudo ser por culpa de las expectativas puestas en volver a ver una de sus colecciones sobre la pasarela. En esta edición fue el encargado de cerrar la jornada del sábado, y nos tenía reservadas algunas sorpresas, entre otras, que Árcangel cantara durante la segunda parte del desfile.

«Lo que me sale del moño» o su manera de comunicarnos que iba a hacer una colección divertida, vibrante y llena de fuerza… Como el Sergio Vidal de hace una década. Y es que este año sacó lo mejor de él, y por fin nos regaló un trocito de su talento. Los dos piezas con faldas cortas protagonizaron el desfile, el estampado de lunares adquiría un carácter ameno y espontáneo, para la mañana en rojos, naranjas y verdes, mientras que el blanco y negro se adueñaba de la noche.

La segunda parte del desfile se tornó «más flamenca», llegaron los blancos con tejidos estampados, y las flores en su versión maxi. El diseñador presentó varios looks de noche con pantalones elefante, y volantes en el escote, pero durante toda la colección mostró una debilidad especial por las blusas, aires de Huelva, algo más frescos y etéreos.

A destacar: El tejido que cerró el desfile fue protagonista absoluto de la jornada: Romántico y muy oportuno, combinado con enaguas en la misma gama cromática. Las faldas marcaron el punto de partida, con nesgas abiertas y volantes que no escatimaban en el vuelo. De este modo, el diseñador nos regaló su versión más tradicional del traje de flamenca.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies