Banner blog MDMQSF

Las ferias no han hecho más que comenzar en Andalucía, pero sois muchos los que a través de las redes ya os interesáis por consejos para lavar y conservar el traje de flamenca de la mejor manera.

1 – Siempre, siempre, siempre consulta cómo lavar el traje de flamenca en el lugar de compra. Fabricante y/o diseñador serán los encargados de guiarte ante cualquier problema o duda importante.

2 – Muchas firmas de moda flamenca y/o diseñadores tienen convenios con tintorerías de confianza que realizan servicios de forma habitual para ellos, puedes preguntarles dónde acudir.

3 – El traje de flamenca debe guardarse siempre limpio.

Sobre la limpieza del traje de flamenca:

Si habéis decidido lavar en casa tendréis que saber que:

  • Es bueno dar un primer enjuagado sin producto. 
  • Debe lavarse a mano y en frío.
  • Lavadora: puedes usar toallitas atrapa color. (Siempre programa de delicados, poco tiempo y agua fría).
  • Para el albero: (Siempre: Retirar antes de lavar el traje entero). Cepillar en seco, luego lavar con agua y jabón de Marsella. Una vez quitado las manchas más importantes podréis lavar el resto del vestido.
  • Para colores: Podéis añadir sal o vinagre en la lavadora, así evitaréis que despinte.
  • Tender: Sin centrifugar. Del revés, es decir de abajo hacia arriba, o en posición horizontal y a la sombra por supuesto.
  • Guardar: Para que los trajes no cedan con el peso de los volantes: Guardar en posición horizontal, siempre de forma individual con funda de cremallera. Guardar en sitio no húmedo.

Mantoncillos:

Mantoncillo bordado de Fabiola. Colección de trajes de flamenca 2019. FOTO: Elena Rivera (C)

Los mantoncillos son una prenda muy delicada, de modo que está totalmente descartado meter en la bañera o en la lavadora. Para lavar y conservarlos de la mejor manera posible:

  • Meter la parte de tela en el lavabo, poner el tapón y añadir agua fría poco a poco. Detener el proceso si notáis que empieza a desteñir, en este caso: añadir un puñado de sal.
  • Mantener en el lavabo la parte de tela evitando que los flecos se mojen. Podéis lavar a mano con jabón de Marsella (unas gotitas) hasta que veáis que el agua comienza a ser clara.
  • Tender de forma horizontal en el tendedero, con los flecos hacia abajo (Para que estos caigan y no pierdan la forma, ni se enreden).
  • En caso de que tengáis unos flecos enredados: En la mano podéis añadir unas gotitas de suavizante y con mucho mimo y delicadeza, con la ayuda de una plancha de pelo (a temperatura baja) planchad poco a poco los flecos.

Para conservar los mantoncillos, lo mejor es colocarlos perchados en perchas de pinzas (esta semana os haré un vídeo explicativo a través de instagram, lo entenderéis mejor). Siempre el fleco debe caer hacia abajo, nunca doblar o meter en bolsa con otros mantoncillos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies